¿Quién puede hacer huelga hoy?

Texto sacado de Madrilonia muy interesante para la discusión.. Recordamos el debate que se va a desarrolar hoy a las 20:00 horas en Sol, convocado por el Grupo de Trabajo de Huelga General, sobre distintas experiencias de lucha contra la explotación y la precariedad, desde ámbitos sindicales y no sindicales, como previo a la Jornada de Lucha del 29S.

La huelga tradicional, en la que los trabajadores abandonaban sus puestos de trabajo y, por tanto, paralizaban la producción, ha sido uno de los instrumentos más importantes para la conquista de derechos sociales y políticos que han beneficiado a toda la sociedad. A lo largo de dos siglos, los trabajadores han conseguido actuar como contrapeso al poder de los sectores más pudientes de la sociedad. Pero la huelga, para ser una herramienta eficaz, siempre dependió de la composición, la trayectoria compartida y la organización de los trabajadores. Por expresarlo claramente, no hay fuerza obrera sin experiencia compartida en la fábrica, en el barrio, en el sindicato, incluso en la parroquia. La organización sindical no ha sido posible sin cierta relación con el trabajo que permitía ser muchos y tener fuerza.

La propuesta de una huelga social no niega las diferentes realidades sindicales actuales, sólo trata de señalar la situación, por una parte, de los muchos trabajadores y trabajadoras que no pueden alcanzar una posición de fuerza, o que tienen un tipo de empleo alejado de los parámetros sindicales Y, por otra, de las distintas formas de producción que no pasan necesariamente por un puesto de trabajo o de una remuneración directa. Hasta la crisis de 1973 (en España más tarde) el pacto social establecido entre los sindicatos mayoritarios y la patronal, establecía compromisos en los que ambos reconocían ciertos intereses compartidos. Hoy, tras años de reformas laborales, desregulación económica y preponderancia de la economía financiera, este pacto social se ha roto y el equilibrio de fuerzas se ha inclinado hacia un lado. Los trabajadores ya no son un sujeto homogéneo, los grandes empresarios están más interesados en los beneficios financieros y el Estado es incapaz de actuar como garante de una redistribución de las cargas y beneficios de la actividad económica.

A día de hoy cohabitan el empleo más o menos regular, la temporalidad, la precariedad y el desempleo con formas de trabajo autónomo y pequeña empresa . Pero, sobre todo, existen incontables labores que no están remuneradas y que resultan esenciales para producir y reproducir las vidas de las que se alimenta la máquina financiera: diversos mecanismos formales e informales que generan conocimiento, múltiples redes sociales que intercambian información y elaboran tendencias y personas que se ocupan de cuidar a otros día a día. Por no hablar de todas las actividades que transfieren beneficios económicos a los llamados mercados: ahorros, compras, seguros, hipotecas, deuda pública y privada, etc.

Para hablar de huelga, una huelga que nos movilice a todos y todas, sería necesario apelar a los distintos sujetos de la realidad laboral y apuntar a todas las fuentes de obtención de beneficios. Sujetos que en ocasiones no tienen un puesto de trabajo fijo, ni un horario estable, que ni siquiera realizan una producción que puedan parar. Fuentes de beneficios que no son fáciles de señalar, ni de bloquear. Como en la guerra de guerrillas de Lawrence, aquella que utiliza las condiciones de las que dispone para vencer, podríamos proponer una estrategia que, sin abandonar la huelga en fábricas, oficinas y almacenes, afecte esas otras líneas que alimentan las dinámicas fundamentales de la economía financiera.

¿Cómo hace huelga un autónomo? ¿Y las socias de una cooperativa? ¿Y un parado? ¿Y una trabajadora sin papeles? ¿Cómo hacen huelga los músicos, los fotógrafos, los productores culturales independientes? ¿Y los temporales que penden de un hilo? Estas son preguntas ineludibles si queremos presionar sobre la economía en el mundo actual.

En nuestra opinión, es importante hablar de huelga social para incluir diferentes maneras de participación. Una huelga social para intervenir sobre diversas cuestiones: como ahorradores podemos actuar para asegurar el control de nuestro dinero, como inquilinos dejar de pagar los alquileres abusivos, como hipotecados ocupar casas en manos de los bancos, como internautas bloquear webs y saturar las redes, como parados, autónomos y cooperativistas bloquear la bolsa. Estas son algunas ideas no sólo conseguirían parar el sistema, sino también cortocircuitarlo y reconducir los canales de la producción social de forma que sus beneficios reviertan de manera efectiva en todos y todas las que la producimos.

10 responses to “¿Quién puede hacer huelga hoy?”

  1. Recopilación de textos sobre sindicalismo, huelga general y 15M

    […] ¿Quién puede hacer huelga hoy? […]

  2. chiko nuevo del bloke negro

    vamos a ver kien dice la tonteria mas grande.

    uno nos dice ke la huelga se debe hacer en el tercer mundo y ademas ke deben sumarse policias o militares,esto es de un absurdo ke roza la lokura.

    otro nos dice ke no se debe pedir mas esfuerzo a los trabajadores de este pais y ademas asegura ke no podemos pedir a los trabajadores ke se rebelen contra kienes les pagan.

    apaga y vamonos,de tales afirmaciones lanzadas por nenuco 1971 y transformas solo se puede deducir ke no se enteran de la vaina o ke son pedazo de trolls o policias.

    por ke no os vais a la pagina de la falange y haceis alli de trolls,ostia ya vale de intentar confundir y de lanzar afirmaciones absurdas.

  3. Transformas

    No se les puede o no se debe de pedir mas esfuerzo a loas trabajadores de este país.
    No podemos pedirle a los trabajadores que se rebelen contra quienes les pagan.No podemos caer en el error de creer que todos los trabajadores estamos unidos en la reivindicación de nuestros derechos.No podemos esperar que Unos sindicatos subvencionados apoyen una huelga general y menos aún indefinida.
    Nuestro principal objetivo es presionar a los políticos
    Nuestro segundo objetivo es el sector eléctrico español.
    la energía mueve o paraliza un país.
    (el que tenga oídos que escuche)

  4. FULANO DE TAL

    Por cierto que no hace falta irse a África, si aquí pararan una semana los sectores importantes (de los que dependen todos los demás) como transporte, industria, enseñanza, etc, matemáticamente el sistema colapsa.

    “sobre todo visto el fracaso de la última convocada por los sindicatos mayoritarios, que indica el mayor fracaso que supondría la misma herramienta en manos de sindicatosminoritarios”
    Es por ello por lo que la huelga se está intentando organizar desde abajo, contando con todos los trabajadores sindicados (mayoritarios y minoritarios, pues aquí lo importante es que ellos aporten su experiencia a la hora de prepararla) así como los no sindicados, porque como decía el compañero Pablo, una huelga se basa basicamente en dos puntos: 1º patearse los centros de trabajo intentando crear espacios de debate (podrían ser asambleas por las tardes), que nos permitan crear una estrategia en común, y 2º coordinar las fuerzas para hacer piquetes, pues como ya he dicho, aquí lo importante es que se pare la producción

  5. FULANO DE TAL

    Que pena los que piensan que todo lo antiguo es malo y que lo novedoso es por narices algo bueno.

    Es como algunas personas que con esto del 15m se cren que han inventado la pólvora, y que el resto de organizaciones que llevan luchando años contra el capitalismo no valen para nada.

    Una huelga general, es una herramienta de lucha (no de protesta) que consiste en parar la actividad económica y productiva de un país, con el fin de forzar a los propietarios de los medios de producción, y al poder político, a acceder a las demandas de los trabajadores asalariados (los que solo pueden vender su fuerza de trabajo por dos duros)

    Esto sirvió en el siglo XIX en el XX, y seguirá sirviendo en el XXV si es que el capitalismo y la propiedad privada consiguen sobrevivir para entonces.

    Todo lo que sea integrar a cualquier tipo de personas realizando actos alternativos y toda esa batería de nuevas ideas puede estar bien, hasta curioso, pero no podemos olvidar que el objetivo de una huelga no es protestar ni demostrar nuestra indignación, sino hechar un pulso al poder y vencer.

    Y pienso que será mucho más positivo gastar energías en ver como vamos de fábrica en fábrica (o de empresa en empresa) a ver como podemos entre todos vencer el miedo (el principal obstáculo que se interpone en la lucha) en vez de pensar en como se suma a la huelga un tramollista de circo, trabajo noble donde los haya, pero que no va a interferir en absoluto en el que debe ser nuestro objetivo: parar la economía y la producción del país, en vista (al menos) de que se den cuenta que estamos unidos contra ellos, y de que cada reforma les va a costar sanrge sudor y lágrimas.

  6. FULANO DE TAL

    Que pena esa manía de pensar que todo lo nuevo es maravilloso y que lo antiguo es malo por naturaleza.
    Es como la gente que con esto del 15m se cre que ha inventado la pólvora, y que las organizaciones que llevan luchando desde siempre contra el capitalismo y los mercados (que también han existido toda la puñetera vida) ya no valen para nada.

    Una huelga señores y señoras, es una herramienta de lucha (que no de protesta). Sirve para parar la vida económica y productiva de un país, con el objetivo de que la patronal (los que tienen los medios de producción) accedan a las demandas de los trabajadores (los asalariados que venden su capacidad de trabajo por dos duros). Esto sirvió en el siglo XIX, en el XX, y servirá siempre que exista propiedad privada.

    Por cierto, que no hace falta irse a África, si aquí en España paráramos una semana solo los sectores clave, matemáticamente el país se colapsa.

    Evidentemente estamos hablando de algo mucho más serio que organizar manifestaciones y concentraciones y toda esa batería de nuevas formas de protesta porque la huelga no es para quejarse ni para mostrar mi indignación, sino para luchar y vencer.

    Las clases sociales no han desaparecido (no lo harán mientras exista propiedad privada, y por ende, propietarios de los medios de producción, contra trabajadores asalariados).

    Por último decir que una huelga, para que salga bien, hay que prepararla entre todos iendo a los tajos intentando que se pierda el miedo (el principal quebradero de cabeza de los trabajadores) encontrar espacios donde compartir experiencias, y cerrar acuerdos entre fábricas y lugares de trabajo que sean claves (transporte, industria, educación…).

    Lo que quiero decir es que en vez de gastar energías en bloquear la bolsa, saturar las redes o pensar cómo se suma a la huelga un tramollista del circo, debemos pensar en como afectar al ritmo económico y productivo del país, unica forma de dar un puñetazo en la mesa para que se vayan enterando de que no nos van a meter todas las reformas que quieran sin luchar.

  7. chiko nuevo del bloke negro

    olee,oleee y oleeee,muy acertado pablo, las cosas claras y el chokolate espeso.

  8. Pablo

    Esas diferentes maneras de participación de las que se habla son los piquetes de toda la vida, pero no los informativos borregos, sino piquetes formados por grupos de afinidad que bloqueen carreteras, cierren puestos de trabajo, ocupen edificios con carga simbólica y real del sistema, etc.

    Esa es la forma que tienen de hacer huelga no sólo los parados, los temporales y los autónomos, sino todo el mundo. El problema es que la gente cree que una huelga general es no ir a tajo y luego ir a una mani. Es mucho más que eso, es el tiempo que dure, estar en confrontación directa con el sistema y sus fuerzas de represión. La lucha en la red me parece la única novedad.

  9. chiko nuevo del bloke negro

    venga ya,el concepto de huelga hoy en dia tiene ke ser el de siempre.
    blokear vias de comunicacion(carreteras,trenes,metro, etc…) blokear centros de trabajo y enseñanza,parar toda produccion,solo asi nos haremos escuchar.

    las ultimas huelgas generales en españa han sido un fracaso y lo seran las nuevas mientras se planteen dentro de los parametros de paz social y de piketes meramente informativos.

    los ejemplos mas recientes de ke la huelga general funciona son grecia y chile,pero no estan planteatas desde la paz social,(no por muchas personas) estan planteadas desde el enfrentamiento directo y violento contra la policia y capital.

    y decir esto es un absurdo total, “También esos policías y militares de allí deben hacer huelga junto al pueblo”

    la policia y militares tienen bien lavado el cerebro y se han sumado a todas las huelgas de la historia de la humanidad,pero no como huelguistas,sino como elementos represivos.

    resumiendo,otra huelga general ke rebose paz social sera un fracaso rotundo(son miles los eskiroles ke acudiran a sus puestos de trabajo y las empresas ke no parararan su produccion) solo servira para ke la patronal diga ke no ha sido seguida por los trabajadores y ahonde mas la idea de ke no es una herramienta util la huelga.

    o se obliga a parar a todos los eskiroles y empresas o batakazo general.

    solo hay un problema,ke el nivel de borreguismo,sumision,insolidaridad,pasotismo,
    pseudopacifismo en la sociedad actual española es tan alto, ke estamos a años luz de poder llevar a buen puerto una huelga general,pero en eso estamos en intentar convertir a miles de zombis en conciencias criticas y activas.

    salu2

    PD.
    y con una huelga general no conseguimos nada,hacen falta cientos.primero para ir despertando conciencias y mas adelante para atacar al capital.
    una huelga aislada y pacifica cada año ya la hacen ugt y ccoo y mirar donde nos encontramos,en la crisis capitalista mas grande de sus 400 años de historia.

  10. Nenuco1971

    Me alegro de ver esta reflexión sobre el concepto de huelga hoy día, y espero que sea verdad que vamos liberándonos de viejas soflamas ideológicas (sean de la ideología que sean) que tradicionalmente han sido tomadas como dogmas de fe por mucha gente.
    Dicho esto, donde sí hace falta una huelga general que de verdad afecte a los poderosos es en el Tercer Mundo, donde la mano de obra esclava y semiesclava es la verdadera productora de nuestros productos de consumo, y en la población empobrecida de los paraísos fiscales. Debe ser algo global, con una campaña de concienciación mundial que llegue a aquellos lugares, sin líderes, que sea el pueblo quien rompa las cadenas de la esclavitud, de la explotación de recursos y vida tradicional, de la acumulación de basuras a cambio de unos billetes o unos números en unas cuentas de dictadores y mercenarios… También esos policías y militares de allí deben hacer huelga junto al pueblo, pues no son más que otro sector explotado a quien tampoco permiten acceder a lo que en este mundo desarrolado accedemos. Y aquí, evidentemente que hay que hacer algún tipo de acciones generales definitivas, equivalentes en fuerza a las huelgas generales tradicionales, pero a las que se unan precarios, parados, autónomos… Algo que supere el concepto tradicional de huelga general, sobre todo visto el fracaso de la última convocada por los sindicatos mayoritarios, que indica el mayor fracaso que supondría la misma herramienta en manos de sindicatos minoritarios.

Leave a Reply to Transformas Click here to cancel reply.

*